Posteado por: ricardelapera | diciembre 11, 2007

LOS RUTEROS


Este grupo de jóvenes de 3º de ESO son los autores de este trabajo sobre la ruta del Cid. A través de él, han conocido las andanzas del Cid, su vida, su destierro; han leído parte del Poema y han elaborado una guía turística de las localidades que el héroe o su tropa atravesó en sus destierro.

Creo que el trabajo merece un reconocimiento importante: la portada de Nacional Geographic.

Posteado por: ricardelapera | abril 18, 2007

BURGOS

[rockyou id=65171619&w=426&h=320]

MAPA DE SU RECORRIDO POR BURGOS

P

EL CID EN TIERRAS DE BURGOS

El Cid, que servía al rey Alfonso VI, fue atacado por el conde García Ordóñez, un gran amigo del rey. El Cid no pudo dejar sin venganza este ataque y venció al conde. García Ordóñez se puso furioso y le habló mal del Cid al rey. El rey desterró al Cid.

El poema comienza en el momento de salir de Vivar. De allí se dirige a Burgos y entra en la ciudad con sesenta soldados. Hombres y mujeres le reciben asomados en sus ventanas con lágrimas en los ojos, pero nadie le da posada porque el Rey ha amenazado con graves castigos a quien le aloje.

Por ello, atraviesa el Arlanzón y acampa en las afueras. Después se dirige a San Pedro de Cardeña para despedirse de su mujer, doña Jimena, y de sus hijas, doña Elvira y doña Sol . Con gran dolor se separan y parte al destierro.

FRAGMENTOS DEL POEMA

“Ya cabalgan aprisa, ya aflojan las riendas.
Al salir de Vivar, tuvieron la corneja diestra,
y entrando en Burgos, tuviéronla siniestra (…)

“Mío Cid Ruy Díaz por Burgos entróve,
van en su compañía sesenta pendones;
salen a verlo mujeres y varones (….)

Por Castiella se va oyendo el pregón,
cómo se va de tierra mío Cid el Campeador;
unos dejan casas y otros, honor.
En ese día en el puente de Arlanzón
ciento quince caballeros todos juntados son;
todos demandan por mío Cid el Campeador(…)

LOCALIDADES CON MAYOR INTERÉS

BURGOS

La obra más importante de la arquitectura burgalesa es su Catedral, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.
En la Catedral se hallan actualmente los restos de Rodrigo y doña Jimena. En el Arco de Santa María pueden verse, entre otros, una reproducción de la espada Tizona, así como una reproducción facsímil del Cantar y el hueso radio del brazo izquierdo del caballero castellano. Recordando al Cid, sobre el puente de San Pablo, hay 8 estatuas de Lucarini que representan a los amigos del caballero; presidiendo el conjunto, se alza la estatua ecuestre del Cid, de Juan Cristóbal. También destacan los impresionantes murales de Vela Zanetti en la cúpula del Palacio de la Diputación Provincial.

Levantada sobre una factura románica, la actual construcción se realizó siguiendo el modelo gótico franco-normando. Las filigranas de las agujas de las torres y del volumen exterior de la Capilla del Condestable son algunas de sus obras maestras. Tanta belleza y genialidad constructiva dan paso, en su interior, a una larga lista de obras excepcionales: la cúpula estrellada que cubre las tumbas del Cid y Doña Jimena, el coro, los sepulcros, y la Escalera Dorada del arquitecto y escultor burgalés Diego de Siloé, una de las figuras más representativas del Renacimiento español.
La casa más destacada de Burgos es la Del Cordón, donde los Reyes Católicos recibieron a Cristóbal Colón tras su segundo viaje a tierras americanas.
A ambos extremos del casco histórico de Burgos se encuentran dos importantes construcciones. Hacia el oeste se levanta el Real Monasterio de las Huelgas Reales, en el que destacan su claustro gótico y la capilla del Apóstol Santiago. A su lado, el Museo de Ricas Telas expone, entre otras cosas, el histórico estandarte arrebatado a los árabes en la Batalla de las Navas de Tolosa (año 1212). Al este de la capital, en la Cartuja de Miraflores encontramos un impresionante retablo policromado, entre otras obra artísticas.

MONASTERIO DE SAN PEDRO DE CÁRDEÑA

No existen fuentes documentales directas que hablen de la fundación de Cardeña. En los 373 documentos de compra-venta y donaciones que se registran en el Becerro Gótico de Cardeña (años 899 a 1085) no está consignada la escritura fundacional. Antiguos historiadores benedictinos han considerado este monasterio como el primer cenobio de monjes negros (benedictinos) fundado en España. Algunos han apuntado el hecho de que, probablemente, pudiera haber existido ya en el siglo VIII. Sin embargo, ante la escasez de noticias en los documentos escritos teniendo en cuenta la poca fiabilidad de algunos datos, la historiografía modera no ha podido precisar bien los orígenes de esta abadía.

Es célebre por su vinculación con el héroe castellano Ruy Díaz (1043-1099), el Cid Campeador, quien dejó a su esposa y a sus dos hijas al amparo del monasterio, bajo la protección y hospitalidad del santo abad Sisebuto († 1086) y de sus monjes, cuando partía, en el año 1081, a sus empresas guerreras en el destierro. Y aquí reposarán los restos del Campeador tres años después de su muerte, acaecida en Valencia el año 1099.

Desde 1836 y hasta mayo de
1942 el monasterio de Cardeña
se vio privado de sus monjes y de
la vida monástica. Durante ese
largo periodo de 106 años el
cenobio castellano sirvió para
casi todo, menos para lo que
había sido su fin originario.

En 1880 lo ocuparon algunos monjes trapenses hispano-franceses, pertenecientes a la llamada “Comunidad Errante”, que por entonces se encontraban en la abadía francesa de Diviélle. La estancia en Cardeña duró unos meses.

De 1936 a 1939 durante la Guerra Civil española, Cardeña se convirtió en campo de concentración de reclusos.

Por fin, el 1 de mayo de 1942 se restauraba la vida monástica en San Pedro de Cardeña por monjes cistercienses llegados del monasterio palentino de San Isidro de Dueñas.
En San Pedro de Cardeña, donde según el Cantar quedaron Jimena y sus hijas María y Cristina (Doña Elvira y doña Sol en el poema). El monasterio, íntimamente ligado a la mitología cidiana, fue fundado por el Císter en 899, constituyendo un importante centro cultural y espiritual de la época. Del monasterio románico, saqueado en el 953 por Abderramán III, aún queda la vieja torre del siglo X y su interesante claustro románico. En San Pedro reposaron los restos del Cid y su esposa hasta que fueron trasladados a la Catedral en el siglo XX; sin embargo, su mausoleo policromado, del siglo XII, aún puede visitarse.

Los principales lugares conservados en relación directa con el Campeador.
-IGLESIA DE SANTA AGUEDA
-EL SOLAR DEL CID
-EL SEPULCRO DEL CID Y DE DOÑA JIMENA
-EL COFRE DEL CID
-ARCO DE SANTA MARÍA
-LA GLERA
-PUENTE DE SAN PABLO
-ESTATUA ECUESTRE

Older Posts »

Categorías